Traductor

Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese Google-Translate-Spanish to Italian
Bienvenidos a Cofrades de Arahal, blog dedicado a la información cofrade de Arahal y sus pueblos colindantes. Si te ha gustado la información compártela para ayudarnos a difundirla. El equipo

martes, 13 de septiembre de 2016

Nuestra Señora de los Remedios paseó por su barrio de San Miguel en Marchena

Manuel Pinto Montero. El pasado domingo 11 de septiembre procesionó Nuestra Señora de los Remedios por el popular barrio de San Miguel de la Villa de Marchena. La Virgen gloriosa de los Remedios es titular de la Hermandad de Jesús Nazareno y procesiona cada año el domingo más cercano a la Festividad del Dulce Nombre de María tras celebrar sus cultos solemnes en el Templo de San Miguel.
La bella imagen de Nuestra Señora de los Remedios es obra anónima del siglo XVII y procesiona en el paso de San Juan Evangelista, titular también de esta Hermandad del Viernes Santo marchenero. Se trata de un paso de madera tallado y dorado con candelabros de guardabrisas y exornado con orquídeas tonos rosáceos.
Para esta ocasión a Virgen de los Remedios lució saya de tonos dorados y bordada con manto azul bordado. Sobre sus sienes portó corona de plata. En su mano izquierda sostuvo al Santísimo Niño que lució túnica de tono malva, mientras que en su mano derecha portó cetro de plata.
Minutos antes de abandonar el Templo de San Miguel la Virgen de los Remedios quedó frente a la capilla de la Hermandad donde se rezó ante la ausencia del Nazareno en proceso de restauración. Posteriormente quedó frente a la Virgen de las Lágrimas que esperaba entronizada en su paso de palio la salida del próximo domingo en la Procesión Magna Mariana. Sin duda fue una estampa que difícilmente se pueda repetir en el Templo Parroquial de San Miguel.

Fotos: Manuel Pinto Montero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario