martes, 26 de mayo de 2020

Ofrenda Floral a la Santísima Virgen de los Dolores de la Hdad. del Santo Entierro de Arahal

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano
Cofrades de Arahal. El próximo sábado 30 de mayo, la Hermandad del Santo Entierro de Arahal celebra en la Iglesia de San Roque la tradicional ofrenda floral a la Santísima Virgen de los Dolores, de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:30 horas. A las 20:00 horas tendrá lugar el rezo del Santo Rosario y el Ejercicio del Mes de María, que podrá seguirse además en streaming a través de la página de facebook de la Hermandad.

Coincidiendo con la ofrenda floral a la Santísima Virgen, como es tradicional, se recogerán alimentos destinados a las familias más necesitadas de nuestro pueblo a través de Cáritas de Nuestra Señora de la Victoria.

El domingo 31 de mayo, de 11:00 a 14:00 horas, permanecerá abierto el templo para la veneración de los hermanos y fieles devotos.

Foto: Andrés García

lunes, 25 de mayo de 2020

¡VIiva la Virgen de Montemayor!. Francisco Fdez.

Francisco Fdez. Esta tarde, como tantas de estas que ha hecho su salida la querida Hermandad de Montemayor, os  dirigiréis hasta la Parroquia Santa María Magdalena para acompañar a su titular, Nuestra Señora de Montemayor, la Chiquitita, la de esa dulce mirada, que sonríe cuando saluda en su salida a los sones de su marcha Virgen de Montemayor, esta preciosa marcha compuesta por uno de los grandes como es German García, cuanto cariño y corazón le pusiste a esta composición, también como homenaje a ese gran cofrade y cristiano que fue Rafael el Quinto, os dirigiréis para perfumar con vuestras melodías las calles de Arahal, donde la gente y la Chiquetita se emocionaran a los sones de Cáliz de Amor, Virgen de la Paz  Bajos Tus Lagrimas o esa sinfonía compuesta para el Rey de San Roque, llamada y vaya titulo, Un Angel Caido del Cielo y que bonito hubiera sido escuchar esta marcha en la Plaza de vuestra casa de San Roque, cuando la Chiquetita entra s saludar a la Señora de Arahal, hecho que no ocurrirá por mor a las obras en dicho lugar, cuanto amor le profesaba también a su Virgen de San Roque, el amigo Rafael, sin mas deciros que tengais una bonita tarde y que disfrutéis con la Chiquetita.

¡VIVA MONTEMAYOR!
¡VIVA LA AM VICTORIA DE ARAHAL!
Foto: Fran Granado

domingo, 24 de mayo de 2020

Aromas de Montemayor por Francisco Fernández

Fco. Fernández. Dicen que cuando la Madre de Dios está físicamente entre nosotros hay un aroma especial, un algo diferente en el ambiente que sin duda alguna esto se percibe en la salida procesional de nuestra querida Virgen de Montemayor, por las calles de este bendito pueblo llamado Arahal.
¿A qué huele Arahal en esos momentos?
Pues voy a intentar describirlo en estas torpes líneas, dejándome llevar por lo que me dice mi corazón y mi devoción hacia mi  Chiquitita. Huele a rosas recién cortadas, a clavel y clavelina; huele a incienso y a cera que van iluminando la gloria, huele a tulipán, a nardo, a buganvilla, a espigas de trigo, a junco y romero. Huele a eucalipto, pino y Jara, a costal, faja y trabajadera. Huele a gente buena y noble que la vitorean por las calles, huele a excelencia musical en tus niñas de la Victoria, huele a bordado de Simpecado, a oraciones y a lágrimas de corazones emocionados. Huele a mujeres de mantilla con aromas de gloria, a Moguer, a romeros a caballo, a jazmín y a gladiolo, a balcones engalanados y patios impregnados con las flores nuevas de la primavera.
En Arahal se perciben aromas inconfundibles de auténticos templos de fe, Santo Cristo; San Roque y Veracruz, se percibe aroma de Misericordia, Angustias y Dolores, y huele a vainilla, canela y clavo, y aroma de querubines acompañando a la procesión, olores a naranja y  a limón, olores de gloria. Huele a Arahal y por supuesto a Montemayor. ¡¡VIVA LA VIRGEN DE MONTEMAYOR!!
Foto: Andrés García

jueves, 21 de mayo de 2020

Ofrenda Floral a Ntra. Sra. de Montemayor Coronada de Arahal


Cofrades de Arahal. Como cada último sábado del mes de mayo Nuestra Señora de Montemayor de Arahal sale de procesión por las calles de la localidad. Por motivos de la pandemia causada por el virus Covid-19 la Junta de Gobierno de esta hermandad ha tomado la decisión de suspender la salida procesional de su bendita titular. En su lugar se va a realizar una ofrenda floral para todo aquel que quiera estar cerca de Nuestra Señora de Montemayor esa tarde. La hermandad ha decidido poner ramos de flores a la venta con un precio de 5€ para con ese importe comprar alimentos los cuales irán destinados a las personas sin recursos a causa de la pandemia.
Las personas interesadas deben ponerse en contacto con cualquier miembro de su Junta de Gobierno o a través de las principales redes sociales para realizar el encargo.

lunes, 11 de mayo de 2020

Recuerdos de en día histórico '11 DE MAYO 1980' en Arahal


Me quiero trasladar a una mañana de viernes, creo que podría ser si mal no recuerdo en enero, en el viejo comedor de mi casa desayunando con mi hermana, en esa vieja mesita redonda que lo presidía, como testigo al lado de nosotros estaba el viejo canasto que contenía la vajilla utilizada en el jueves de San Roque, y que la noche anterior mi padre se la trajo para que mi madre la adecentara y limpiara. Mi madre, durante el desayuno, nos anunció que este año la Virgen saldría otra vez y según le había comentado mi padre la noche anterior, era a mediados de mayo.
Indudablemente ya nada fue igual para toda la gente y hermanos de nuestra hermandad del Santo Entierro, en los viejos pasillos franciscanos y dependencias del ex-convento, se respiraba un aire especial, una ilusión para que llegara tan ansiado día y poner a nuestra titular en una salida extraordinaria con motivo del primer centenario de la reorganización de la hermandad.
Tras la estación procesional de aquel Viernes Santo, donde todos hablábamos ya entre líneas y soñábamos con el próximo domingo 11 de mayo, la sala de Cabildos se conmovió ante una noticia inesperada, hablamos de la antigua sala de Cabildos que está junto al salón taller de costura, de nuestras recordadas “niñas de San Roque”, Rosarito, Isabel y Carmelita. El comentario era de que Luis Godino y unos cuantos músicos de la A.M. Santa María Magdalena, intentaban formar una nueva agrupación musical. Dicha noticia se hizo realidad, cuando miembros de la nueva formación musical se ofrecieron a la junta de gobierno, para la salida procesional extraordinaria del 11 de mayo.
Creo recordar que fue un sábado al mediodía, cuando se presentaron en la iglesia miembros de la banda para intentar llegar a un acuerdo, este niño recuerda allí a músicos, como Mariano Palomo, Antonio Luis Godino, Pepe Segura, Juan Carrillo y los hermanos Gallardo, por supuesto todos bajo la batuta del maestro Luis Alfonso Godino, también recuerdo unas bromas entre Luis Godino y nuestro recordado Romualdo, amigos desde la infancia, pues éste último sentenció el acuerdo: “ vale Luis, de todas formas no os vamos a pagar”, a los que Luis también sentenció, “ bueno vale, dame la mano y no me pagues”. Indudablemente después de la broma se formalizó el contrato correspondiente entre ambas instituciones.
Tras unos intensos preparativos, pasábamos más tiempo en la iglesia que en mi propia casa, llegó el día más esperado, al acostarme mi padre me comenta “acuéstate temprano que mañana Rafael Matute, nos espera en San Roque a las 8 de la mañana”.
Noche de despertar mil y una vez, mirando el reloj. A las 7 de la mañana recuerdo que nos encontrábamos tomando café en el pequeño comedor y cuál fue nuestra sorpresa que a las 7 y media sonó el aldabón con unos golpes impresionantes que retumbaron en toda la casa, mi padre rápidamente fue a abrir la puerta, a lo cual yo solo le iba acompañando unos metros más atrás, al abrir la puerta, un Rafael Matute en estado puro de nervios, “Manuel la soga de la campana está partida”, a lo cual mi padre entre risas responde: ”¡pues empezamos bien el día Rafael!”, “no te preocupes voy a mirar en mi Land Rover que ahí tengo una cuerda que nos puede sacar del paso” y dicho y hecho, los tres nos encaminamos hacia la parte superior de la iglesia y tras subir por una terrible y vieja escalera subimos hasta la bóveda y llegamos hasta el campanario, me acuerdo que Rafael siempre me decía: ”¡niño! Pisa por donde yo piso, así no tendrás problemas”.  La operación “soga del campanario” se hizo sin problemas.
Llegó la hora definitiva, donde todo estaba consumado, la Virgen en un auténtico vergel de flores, y los más jóvenes nos fuimos a la calle cuando escuchamos los tambores a marcha ordinaria de la nueva banda, se veían caras de alegría y orgullo y una marcialidad impresionante en el desfile. Al llegar al porche de San Roque, rito habitual del maestro Luis Alfonso Godino, que consistía en entrar en la iglesia acompañado de Pepe Segura y anunciar al hermano mayor que la banda estaba formada en la puerta.
Una vez que el paso llegó al dintel de la puerta, con esos gladiolos que rozaban las paredes laterales, empezó la historia de un sentimiento musical, llamado “Victoria Arahal”. Caras de satisfacción al volver de recogida al barrio, ¡jamás he visto un color turquesa en el cielo, como el de ese día! y esa cara sonrosada de la Madre de Dios como diciendo,” gracias por acompañarle en este recorrido”. Entre los miembros de la banda, costaleros y miembros de la hermandad, abrazos de júbilo por el día vivido.
Para finalizar quiero recordar, unas palabras de mi difunto padre cuando me dijo: “Vamos a disfrutar este día al máximo, porque otro centenario no lo vamos a vivir”.
Felicidades a la Agrupación Musical Nuestra Señora de la Victoria por su 40 aniversario y a mi querida hermandad del Santo Entierro por su 140 aniversario de su reorganización.

Francisco de Paula Fernández García, hermano del Santo Entierro y RR.PP de Victoria Arahal.
Foto: Fran Granado

viernes, 1 de mayo de 2020

Madre de Dios, una calle con nombre histórico en Arahal

Un paseo por Arahal. Según las notas históricas de Arahal, el nomenclátor de sus calles nos enseña los diferentes capítulos de la memoria e historia local que esconde el origen de nuestro pueblo. La calle Madre de Dios es uno de los ejemplos de las rotulaciones existentes de nuestras calles, donde su nombre proviene de una antigua Capilla existente al final de la calle.
En el Siglo XVII se produjo un período de expansión de Arahal donde se configuró una estructura urbana sobre el tejido urbano donde la calle Madre de Dios surge como eje urbano secundario en el año 1619 que serviría como directriz rectilínea hacia el camino de La Mata.
Antiguamente en Arahal existía la Capilla conocida con el sugestivo nombre la “Madre de Dios del Campo” donde se localizaba en el encuentro de la vereda de la Mata y el camino Alcalá-Málaga desaparecida a finales del Siglo XIX. Se alzaba en la de igual titulación de donde lo tomó sin duda. A esta Capilla, cuyas paredes lindaban todas con el campo, y de ahí su denominación, acudían los labriegos de aquellos contornos para el cumplimiento de los preceptos pascuales.
Madoz, que se ocupa de ella en su Diccionario Geográfico, dice que se sostenía por la piedad de Doña Francisca Reina, que sufragaba los gastos de su sostenimiento. Dicha capilla subsistió hasta la primera década del Siglo XIX. Hoy su pequeña fábrica encuentra convertida en dependencia del popular establecimiento conocido por el “Bar de los Tres Gatos”.
En la actualidad se conserva la imagen de la Virgen que residía el altar mayor de la ermita que data del Siglo XVII. La imagen fue trasladada desde la ermita al Convento de Nuestra Señora del Rosario donde el pasado mes de Junio de 2014, las Madres Dominicas donaron la imagen a la Iglesia del Santo Cristo.
La Hermandad de la Misericordia restauró la imagen que estaba en un estado de deterioro por el trascurso del tiempo ascendiendo los trabajos a unos 8000 euros. Tras su restauración trasladó por escrito al Arzobispado de Sevilla la petición de que pudiera salir por las calles de Arahal la histórica imagen de la Virgen Madre de Dios del Carmen, siendo la respuesta afirmativa y realizándose por primera su salida por las calles del municipio el pasado 16 de Julio de 2014.


Foto: Manuel García/Fran Granado
Información: https://www.facebook.com/pages/Un-paseo-por-Arahal/352355154914954?fref=ts

jueves, 30 de abril de 2020

En el Recuerdo...Mi banda. Julio Gómez

Julio Gómez.  Después de un día bastante ajetreado puedo escribir  para Mi Banda, gracias a Francisco Fernández que me ha dado este privilegio. Cuantos recuerdos me vienen a la memoria, cuando de pequeño pasaba la Semana Santa en Utrera y aunque me siento “mostachón” cuando llegaba el Domingo de Ramos y sonaba Victoria en Utrera no sabía si era más de Arahal o de Utrera. Lo que tenía claro que Victoria sonaba en Utrera y mi familia y yo nos sentíamos orgullo de que lo hiciera en  mi segundo pueblo. Cuántos momentos inolvidables vividos con ellos y junto a ellos  en Utrera, nunca olvidaré como al regresar de Utrera a Arahal  nos cedían asientos en su autobús para poder llegar antes el Viernes Santo.
Eso era por los años 80,………….. años que nadie daba ningún duro por esos que un día decidieron emprender un viaje que tenía fecha de partida pero no tenia fecha  de fin, pero no solo era el Domingo de Ramos, recuerdo que cuando llegaba el Viernes Santo de madrugada, y mi padre entraba en la habitación y nos despertaba a mi hermano y a mí para ir a ver al Nazareno de Utrera  y  por supuesto a la banda de la Victoria, como me vienen a la memoria: José que tocaba el bombo con la mano izquierda y nos decían “ustedes se ponen aquí al lado de mi brazo derecho que sois uno más”, Joaquín Expósito, “el Morri” y al otro lado Rogelio Carmona, otro artista, tanto en lo musical, profesional y personal,  cómo sonaba el bombardino del “Tapi”, de Joselu , Pepe Medina y Luis Godino cuando tocaban “Jesús de la Vereda” y las trompetas, como sonaban Francisco Merino, Alonso Gallardo, Rafael Gallardo, Félix Segura, Pepe Lozano, el Morilla, etc….. y las cornetas, Fernando Blanco, Pepe “el Canijo”, Juan Flores, David Segura, David Portillo, El Rucho, José Antonio Blanco “el Presión” y los tambores, Mario “el ocho” (para mí el mejor cabo tambor que ha habido  y habrá).Y como no a Juan Carrillo historia viva de esta familia, siendo el único músico que ha tocado todos los instrumentos dentro de una agrupación musical (incluso la gaita) y  de nuestro amigo Francisco Javier Borrego y de Félix Porra, seguro que ellos junto a nuestro director Luis Godino están tocando en el cielo los acordes mas celestiales que uno pueda imaginar. Pido disculpas si mi memoria ha olvidado algún componente de esta época, a todos los llevo en mi recuerdo.
Y llegó el año 1987  y no conforme con escucharlos año tras año, un día le digo  a mi Padre que yo quería tocar con esa banda……………… comencé  a formar parte activa de esta gran familia. Recuerdo los lugares de ensayo desde el colegio Sánchez Alonso, al lado de la Casa Cuartel de la Guardia Civil, Avenida de Lepanto, etc.…. y tuve que esperar hasta 1988 para poder salir acompañando a la Borriquita en Arahal. Victoria después de 7 años regresaba a su casa y allí estaba yo, uniformado y tocando con Mi banda, después de ese contrato fuimos: el Lunes Santo a Jerez, Miércoles Santo a Dos Hermanas, Jueves Santo por la mañana Alcalá del Rio, Jueves Santo tarde a Campillos, Viernes Santo Esperanza de nuevo en  Arahal, Sábado Santo  en Arriate y Domingo de Resurrección  a Villamartín,  Pregón,  y Corpus Christi etc.…… y por nombrar algunos contratos posteriores, Puente Genil, Archidona, Gilena, La Roda de Andalucía, etc.….
Me viene a la memoria……………. un Martes Santo en Málaga tocando a la Hermandad de la Sentencia que hubo un señor que desde que salimos hasta que entró la cofradía estuvo  grabando el redoble de Mario, ese día  “el ocho” estaba fino y fue increíble el repertorio con el que deleitó a todo el mundo, en ese equipo estaba Pepe Núñez, Miguel Ángel Godino, José “el Polvorilla”, Rafael “el Luque”, Miguel Ángel Merino etc.….  
Estando un día en un concierto en Puente Genil, estaba mi familia y recuerdo a mi padre(que vivía con intensidad cada una de la marchas que se interpretaban) con el dedo levantado en señal que aquello sonaba de escándalo, un año en Arriate a la hora de la salida empezó a diluviar y cuál fue nuestra sorpresa que se hizo todo el recorrido lloviendo , y por lo que pudimos comprobar esto era normal pues los pasos tenían verdina por todo el paso, el primer año de Archidona nos sorprendimos cuando el montaje del paso se hacía en la calle momentos antes de comenzar la procesión,…y en Campillos cuando los cargadores arriaban el trono y comenzaban a escucharnos y a aplaudir como en un concierto, no salíamos de nuestro asombro, …..Y tantas y tantas anécdotas vividas detrás de cada uno de los pasos a los que acompañábamos, hermandades, conciertos, ensayos, idas y venidas en el autobús.
Hasta el año 1995 estuve tocando, por motivos laborales  tuve que dejar de tocar, pero seguí y sigo unido a ellos, todavía a día de hoy, me sigo emocionado cuando los veo tocar en cualquier calle en Semana Santa como en cualquier concierto.
Me considero Victoriano, porque esta familia así me lo ha demostrado, este año, el Domingo de Ramos, pude disfrutar de Mi banda como costalero en la Borriquita,  fue poco tiempo pero muy intenso.
Solo quiero pedirle una cosa a esta familia, a mi familia, que nunca cambie ,que con el paso del tiempo tan desbastador en la que cada vez todo pierde su valor, siga igual, siga  inculcando sus valores, sus principios, su forma de ser, la entrega a los demás, su humildad, solidaridad, a cada uno de los integrantes que el tiempo haga llegar, por todo ello  creo que mi padre quiso  que yo perteneciera a esta familia, porque mi inculcó los valores más importantes de la vida.
En este 33 aniversario en el que se acompañó a la Virgen de los Dolores en su salida extraordinaria por la conmemoración del primer centenario de la reorganización de la Hermandad del Santo Entierro de Arahal, por ser el primer contrato de mi banda, desearos muchas felicidades con estas palabras cargadas de recuerdos y agradecimientos.
Solo una palabra describe un sentimiento, VICTORIA.
Foto: Fran Granado

miércoles, 29 de abril de 2020

Calle Cervantes, una calle con historia y tradiciones en Arahal

Un paseo por Arahal. La actual calle Cervantes que conocemos en Arahal, tiene una larga historia a sus espaldas ya que hasta la segunda mitad del Siglo XVII se rotulaba con el nombre de calle Portillo. En el año 1865 la calle Portillo experimentó una notable mejora con una dotación de infraestructuras para las corrientes higienistas, siendo dotadas de pavimentaciones de calzadas y acerados.
Más tarde en la calle Portillo se establecieron en ella algunos industriales del calzado, denominándose desde entonces la calle “Zapateros”, siguiendo la tradición gremial que se imponía a las calles por esa época debido a las actividades profesionales que se desarrollaban por aquél entonces.
En la calle “Zapateros” se puede localizar algunas casas con un soporte de patio adosado a medianera encontrándose elementos de articulación tales como zaguanes y galerías con estructura de caserío del siglo XVIII.
Más tarde la calle “Zapateros” pasó a rotularse con el glorioso nombre de “Cervantes”, con motivo del último centenario celebrado en su honor en España. Desde el interior del Conjunto Histórico la calle adquiere una gran singularidad por su contribución a fijar un gran número de imágenes significativas, donde en su actualidad luce como una calle peatonal.
En la historia de la calle podemos contar que en la actual casa ocupada por los Herederos de Don Antonio Domínguez, la calle en otros tiempos fue un viejo solar de su merced don Francisco Calderón Barrionuevo, cuyo hijo menor, de igual nombre, era Caballero del Hábito de Santiago.
En esta dicha casa que posee en la actualidad un balcón de magnífica forja que asoma al centro del inmueble, brota un haz de hojarasca metálica a manera de soporte, de que según cuenta una tradición, colgaba una cadena dorada a la que podían agarrarse los perseguidos por la justicia que mientras permanecían agarrados a ella no podían ser detenidos.

Fotos: Manuel García
Fuente: Perfil de Facebook “Un paseo por Arahal

lunes, 27 de abril de 2020

Una historia de Caridad, el antiguo Hospital de la Misericordia en Arahal

Un paseo por Arahal. El Hospital fue fundado en 1501 bajo la advocación de la extinguida imagen del Santo Cristo de la Misericordia, haciéndose cargo de él la Orden de los Cirilos para atender a los enfermos acogidos.
El 9 de Abril de 1640, el Hospital a causa de ciertas divergencias entre la Cofradía y los Religiosos, es cedido con todo su patrimonio de capellanías y otros bienes raíces, a la Congregación Hospitalaria de los Hermanos Obregones.
Años más tarde tras la desaparición de la Orden Obregonista pasa el Hospital a manos de unas religiosas del hábito franciscano procedentes del Hospital del Pozo Santo, sito en Sevilla, las cuales ejercieron su piadoso cometido hasta las postrimerías del Siglo XIX.
En el 1897, la Hermandad de la Misericordia junto al Ayuntamiento de Arahal solicitan a la Madre Fundadora una Comunidad de Hermanas para que se encarguen del Hospital donde éstas religiosas llegarían el 30 de Noviembre de 1897, perteneciente al Rebaño de María, con casa matriz en Cádiz, para el cuidado de personas enfermas y desvalidas.
Según la documentación que nos consta, el Hospital se dividía en dos amplias enfermerías para personas de distintos sexos, habiéndose llevado a cabo en el mismo algunas reformas ampliatorias en el siglo XVIII primeramente, y otras de más envergaduras entre los años 1937 al 1938.
Con el trascurso del tiempo, la labor de la Hermandad y las Hermanas se va orientar hacia un campo de acción social de especial importancia: el mundo de los ancianos, personas sin familia y enfermos terminales emprendiéndose algunas obras a fin de adaptar el Hospital a la misión que se quiere comenzar transformándose en el año 1947 en un “Asilo de Ancianos”.
En la década de los años 60 y principios de los 70, el antiguo hospital del Santo Cristo se va adaptando a las nuevas exigencias de habitabilidad de los ancianos, llegando al punto que en el año 1983, a petición del Sr. D. Manuel Saborido al Sr. D. Antonio Menjibar Humanes regala unos terrenos con una extensión de 2956.80 m2 para el traslado del Asilo de Ancianos a la calle Paradas.
El 16 de junio de 1987 bajo la dirección del arquitecto D. Julio Monzón Giles dieron comienzo las obras de la Residencia. Por medio de una carta de la Madre General se le comunica al Hermano Mayor de la Hermandad del Santo Cristo, el traslado de las hermanas, residentes y demás personal a la nueva Residencia en construcción. Dicha carta es leída por el Hermano Mayor en la Reunión del Cabildo, celebrada el 27 de mayo de 1990.
En esta misma reunión los hermanos quieren dejar constancia de su agradecimiento a las hermanas del Rebaño de María por su labor en el Hospital de la Misericordia de esta Hermandad haciendo entrega a la Madre Superiora de una Imagen del Santo Cristo, como recuerdo de su labor en el Antiguo Hospital y las hermanas en agradecimiento les hicieron entrega a la Hermandad la imagen de la Divina Pastora.
La inauguración de la nueva Residencia “Madre Encarnación”, tuvo lugar el 24 de abril de 1991, formando un Centro dependiente de las Hermanas Terciarias Franciscanas del “Rebaño de María”, cuya finalidad es acoger en régimen residencial y asistencial, a personas mayores.
En la actualidad el Antiguo Hospital de la Misericordia pertenece a dependencias de la Hermandad donde ésta se encuentra acometiendo por diferentes fases su restauración y mantenimiento del edificio, pasando por ellas diferentes escuelas talleres e incluso propios hermanos de la Hermandad de manera desinteresada para la recuperación del inmueble.

Fotos: Manuel J. García/Memoria Visual de Arahal
Fuente: Perfil de Facebook “Un paseo por Arahal

domingo, 26 de abril de 2020

De recuerdos. Pepe el Pena, un artista local enamorado de Arahal (1926-2012)

Un paseo por Arahal. Hijo del popular “Pena” que tenía un bar situado en la esquina de la calle Duque, José Gamboa Sánchez nació en la localidad de Arahal el 1 de Enero de 1926 en la esquina que une la calle Espaderos con Veracruz, esquina que en la actualidad podemos encontrar la tienda de Soria.
José Gamboa Sánchez era conocido en la localidad con el sobrenombre de “Pepe el Pena” donde fue una persona que se buscó su vida de la mejor manera posible en lo profesional trabajando en diferentes sectores como en la pintura, escultura, ebanística, carpintería, hostelería, tonelería, encofrador e incluso como floristero.
Unas de sus anécdotas profesionales fue en la construcción de la Base Aérea de Morón de la Frontera que cuando finalizaron la torre de control les dijo a los arquitectos americanos que la visión de la torre estaba ladeada y cuando la comprobaron tuvieron que derribarla y volverla a construir de nuevo.
Pepe dedicó una gran parte de su vida de manera desinteresadamente a la dedicación de la restauración y mejora del patrimonio artístico de la localidad, donde el pueblo de Arahal tiene una deuda pendiente hacia él por todos esos trabajos realizados que no recibieron reconocimiento ninguno.
Nombrar el nombre de “Pepe el Pena” es nombrar arte, dedicación, valor, sabiduría, entrega y humildad porque después de los diferentes incendios ocasionados en el año 1936 si no hubiera sido por sus intervenciones de recuperación las iglesias no lucirían como lucen hoy en día gracias a él.

Comenzó sus primeras labores de restauración del patrimonio arquitectónico de la localidad por la parroquia de Santa María Magdalena donde restauró la mitad del trascoro que se encuentra detrás del altar mayor, realizó el altar donde actualmente se ubica la Virgen de Montemayor, lugar que anteriormente fue ocupado por la Hermandad de la Veracruz. Continuó con las restauraciones de los altares de la Inmaculada, la Milagrosa y la primera limpieza de la policromía de la patrona situada en el altar mayor. Terminó las diferentes labores con la realización de la imagen en piedra de Santa María Magdalena que se encuentra situada en la fachada principal de la Parroquia.
A lo largo de su vida también dejo un destello de su arte en la ermita de San Antonio con la realización del Altar Mayor y de su coro ubicado encima del dintel de la puerta de entrada de la ermita.
Sobre el año 1987 apareció por las puertas de la Iglesia del Santo Cristo donde él tenía especial Fe y Devoción en el Señor de Arahal, donde con más de 65 años cumplidos se subía a esos andamios sin descanso ninguno como si le tuvieran pagando esas horas extras de sábados, domingos y días festivos. Las labores que se pueden contemplar que realizó fue la recuperación por completo de la pintura de todo el interior del templo, restauración y limpieza del altar mayor, restauración y dorado de todos los altares menores, realización de la mesa del altar mayor y como finalización de sus labores restauró el órgano mayor junto a Manolo Ruiz.


En la Iglesia de la Victoria realizó la labor de barnizado y restauración de todo el artesonado limpiando y restaurando profundamente los altares junto a la reja de madera que se encontraba apolillada. Continuó con la limpieza profunda del altar mayor donde se tapizaron las hornacinas del mismo. Otras de sus labores fueron la realización del altar del sagrario o la bajada de los lienzos donde fueron reentelados todos de nuevo. Puso el punto final en la Iglesia de la Victoria pintando por completo todo el interior de la parroquia.
El artista local falleció el Sábado 7 de Enero de 2012, donde gracias a su gran labor realizada, Pepe ocupará unos de los mejores lugares del cielo junto a Dios. Descansa en Paz y gracias por todo Pepe.

Desde aquí agradecemos a la colaboración y aportación que nos ha facilitado José María Gamboa Maldonado que sin él no hubiera sido posible este bonito artículo dedicado a la memoria de D. José Gamboa Sánchez.


Fotos: Manuel J. García
Fuente: Perfil de Facebook “Un paseo por Arahal

sábado, 25 de abril de 2020

Un retablo para plegarias de fieles transeúntes

Un paseo por Arahal. El Retablo de Azulejos está compuesto en cuyo eje central por la imagen Sagrada de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Arahal, con diferentes simbologías al alrededor como el escudo de los domínicos, escudo franciscano incorporado en el año 2007 en la Hermandad, representación la Santa Faz de Cristo simbolizando a Santa Mujer Verónica, símbolo de San Juan, el símbolo del corazón traspasado por siete puñales simbolizando los siete dolores de la Virgen y el distintivo con el que fue distinguido por el Centro Regional de Transfusión Sanguínea en la celebración del XXX Aniversario de la colaboración de la Hermandad.
El azulejo es obra del taller trianero de Cerámicas “Santa Ana”, taller de reconocido prestigio donde cuentan en su aval grandes trabajos de singularidad y profesionalidad. El Retablo fue bendecido el 29 de Junio de 2008, año declarado Jubilar Paulino por su Santidad Benedicto XVI, se encuentra situado en la calle Serrano en la fachada del conocido hasta hace poco como el Convento de Nuestra Señora del Rosario “Las Monjas”, perteneciente a la orden de las madres dominicas que abandonaron la localidad en Mayo de 2014.

 
También hay que destacar la labor que realizó D. Patricio Zabala, autor de la distribución del hueco con elementos pictóricos descantando su sencillez y armonía para la transmisión a los transeúntes un paralelo equilibro entre la fe y el arte. Otra persona que colaboró voluntariamente fue D. Juan José Fernández García que colaboró en las labores de acondicionamiento del paramento y posterior colocación del retablo.
Pequeños detalles como este Retablo de Azulejos forman parte de nuestro patrimonio artístico, donde en este paseo que estamos realizando por Arahal, encontramos que hay pequeños rinconcitos con grandes encantos, memorias e historia atrás que disfrutaremos entre todos y generaciones venideras.
 Fotos: Archivo Fran Granado
Fuente: Perfil de Facebook “Un paseo por Arahal

viernes, 24 de abril de 2020

¿Qué se siente en un Grupo Joven?

Juan Carlos López. En un Grupo Joven siempre te acogen con cariño desde el primer día en el que ya eres miembro. Los Grupos Jóvenes siempre están hay  ayudando a su hermandad, organizan todo tipos de campañas, comidas a beneficios para la caridad, la limpieza de la plata, torneos de cualquier deporte... También la ayudan montando los altares para los Cultos, Besamanos y Besapiés, Quinarios, etc.
Con todo eso la hermandad esta agradecida de tener un Grupo Joven porque sabe que siempre estarán para ayudar, montaje del Belén y altares de Cultos y para la Procesión del Corpus Christi.
También la hermandad los ayuda con todo esto. Lo que de verdad se siente ahí, es que siempre estas con tu hermandad, los miembros de ese Grupo Joven que serán unos buenos amigos y dispuestos siempre en ese empeño de ayudar a la hermandad; tener convivencias con la Junta, hermandades, otros Grupos Jóvenes, ayudas en montaje de los pasos procesionales, en acompañar a sus Sagrados Titulares siempre, ir también acompañando en Procesiones de Glorias.
Son muchas cosas las que se viven en un Grupo Joven donde siempre serás feliz y estar orgullos@ de estar ahí donde siempre te querrán.
Por último, quiero decir a los jóvenes de las hermandades que os animéis a estar en un Grupo Joven y no dejarlo nunca porque siempre te tendrán un cariño muy grande y donde siempre tú tendrás un hueco en el corazón donde metas a tu hermandad y el amor y el cariño a tus Sagrados Titulares.
J. Carlos López P. Miembro del Grupo Joven de la Hermandad del Santo Entierro de Arahal
Foto: J. Carlos López

jueves, 23 de abril de 2020

¿Por qué prefiero una foto?

Cofrades de Arahal. Zapatero a tus zapatos… Pues porque soy fotógrafo, porque no se ni como se agarra un pincel, o por un absurdo empeño de que lo que yo creo, es lo mejor.
La fotografía es la hermana pobre de la pintura, la cenicienta dentro del cuento de las artes, donde todo parece mucho más difícil que fotografiar. No me negarán que sacar la estatua de David de un bloque de mármol amorfo, plasmar la Gioconda en un lienzo blanco o convertir el simple ruido en una sinfonía, es más complicado que apretar un botón. Y tener enseguida un fotograma idéntico a lo que tenemos delante de nuestras narices. Si no es muy difícil de hacer, lo más seguro es que no sea arte, o si lo es, se tratará de un arte menor.
No pretendo con estas letras poner una cosa por encima de la otra, no pretendo reivindicar nada ni ser la voz de otras personas, que como yo, sienten, viven la semana santa, luchan, se esfuerzan, a veces lloran en medio de la calle.
Ser cofrade es ser cristiano, y ser cristiano es ser generoso. Pocos colectivos tienen una cuota de generosidad con el mundo cofrade más alta que la de los que hacemos fotografía a pie de calle. A veces denostados, criticados, incluso menospreciados. Sólo un fantasma puede estar por la calle sin estorbar absolutamente a nadie. Los que hacemos fotografía cofrade tenemos alma, pero también un cuerpo físico que ocupa un espacio en el mundo real, por eso a veces se hace imposible pasar del todo desapercibido, por mucho que se intente.
En la tranquilidad de su casa, de su estudio. Sin prisas, sin bullas, cualquier artista de los de verdad, convierte un lienzo blanco en un maravilloso cartel de semana santa. Si se equivoca tiene margen para solucionarlo, si cambia de idea sobre la marcha, también. Nunca llueve en el estudio de un pintor. Cualquier artista de los de verdad, recibe el encargo con tiempo de sobra, recibe sus honorarios correspondientes, recibe alguna clase de instrucción o puede que tenga libertad plena para pintar lo que quiera. Cualquier artista de verdad, te hace una obra de arte, de las de verdad.
A pie de calle, justo el día de la procesión, a la hora exacta, cualquier fotógrafo tendrá un montón de obstáculos que superar. Cualquier fotógrafo, a esa hora y en ese lugar, tendrá una oportunidad, o tal vez ninguna, de hacer esa fotografía con la que ha soñado, o se ha imaginado. Cualquier fotógrafo cuando ha adquirido su equipo, se ha molestado en aprender a manejarlo, ha dedicado buena parte de su tiempo, de su vida incluso, a comprender el misterio de las luces y las sombras, a comprender que detrás del gesto facilón de pulsar un botón, se esconde una ciencia rayando casi en la alquimia, en la magia.
Cualquier fotógrafo se encontrará unas calles plagadas de cables colgando, señales de tráfico, aparatos de aire acondicionado, o farolas con unas tonalidades dispares. A pie de calle es todo, condenadamente real.
Permítanme la comparativa, pintar un cuadro sería como jugar una partida de ajedrez donde hacer una fotografía equivaldría a pelear en una batalla, pero de las de verdad. En la vida real, unos mueven fichas en un tablero y otros luchan, pasa con todo.
Pensarán que estoy elevando a unos y menospreciando a otros, nada más lejos de mi intención. Pero hablando de intenciones, a menudo la que acompaña al fotógrafo es de una generosidad sin límites, el que nunca haya regalado sus fotos, que tire la primera… fotografía.
¿Cuánto costará cada pincelada que da un pintor en un lienzo?, como para preguntarle a Velázquez o a Leonardo. Tal vez el fotógrafo cofrade no sea un artista, tal vez no merezca ni estar en el sitio que ocupa en una calle. Pero el caso es que está ahí, dejándose la piel para hacer una fotografía que luego casi seguro regalará.
En el fondo, son dos cosas que no se pueden comparar, unos gozan de un don que los convierte en artistas, otros gozan de un gen que les permite articular los dedos de una mano y apretar un simple botón.
Unos inventan la belleza partiendo de la nada, otros son capaces de robársela a la mismísima realidad, delante de sus narices. Unos ponen la mano y otros, se llevan el palo.
No me pregunten por qué prefiero una fotografía, ¿Acaso ustedes hubieran preferido que la sangre de Cristo en la cruz hubiera sido un pigmento rojo? No me pregunten por qué prefiero lo real, antes que lo imaginario.
Más información: http://www.lavozdecordoba.es/
Redacción: Blas Jesús Muñoz
Foto: Fran Granado