Traductor

Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese Google-Translate-Spanish to Italian
Bienvenidos a Cofrades de Arahal, blog dedicado a la información cofrade de Arahal y sus pueblos colindantes. Si te ha gustado la información compártela para ayudarnos a difundirla. El equipo

lunes, 3 de octubre de 2016

La Hermandad de “Los Gitanos "de Utrera celebra la festividad de la Virgen del Rosario

Cofrades de Arahal. La Real, Fervorosa e Ilustre Hermandad de Penitencia del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, Nuestra Señora de la Esperanza, Nuestra Señora del Rosario y Beato Ceferino Mártir (“Los Gitanos”) consagrará Solemne Culto en honor a su venerada Titular, Nuestra Señora del Rosario, el próximo  viernes 7 de octubre en su sede canónica de la Iglesia Parroquial de Santiago el Mayor, dando comienzo a las 19:30 horas con el Rezo del Santo Rosario y a continuación, a las 20:00 horas, tendrá lugar la Misa Solemne. Ocupará la Sagrada Cátedra el Rvdo. Padre D. Juan Luis Rubio Lora, Párroco de Santiago el Mayor y Director Espiritual de la Hermandad. La Misa será aplicada por las intenciones de las Sras. Camareras de Nuestra Señora del Rosario, Dª María del Carmen y Dª María Dolores Jiménez Escala. Durante la celebración eucarística se escucharán las interpretaciones grabadas de la Salve y el Himno de la Virgen del Rosario.

La primera Patrona de Utrera
La antigua imagen escultórica de la Virgen del Rosario, cotitular letífica de la corporación gitana que es venerada en la Iglesia Parroquial de Santiago el Mayor, es una talla de candelero para vestir de autor anónimo. Hay indicios de que fuera realizada en el siglo XVI, aunque fue muy transformada y prácticamente rehecha en el siglo XVIII, en la que le fue colocado el Niño Jesús que luce hoy.
Durante mucho tiempo su historia corrió pareja a la comunidad dominica de Utrera, que fue la encargada de extender su devoción. El convento de San Bartolomé de la Orden de Predicadores había sido fundado en 1542, ubicándose tras la actual Plaza de Abastos. Su celo en la devoción del Rosario pronto dio sus frutos, materializado en la creación de una hermandad con esta advocación en 1560.
El historiador utrerano Juan del Río, al describirnos el convento dominico en el siglo XVIII, nos dice que “... En el costado derecho está la capilla de Nuestra Señora del Rosario, muy capaz y hermosa” y nos cuenta que “... En el año 1585, hubo en la villa una cruel pestilencia y mortandad; y habiendo el pueblo hecho muchas rogativas y plegarias a Nuestra Señora del Rosario, la sacaron en procesión por las calles, y desde aquel día cesó el contagio, y no murieron del más personas; y a petición de dicha Hermandad se tomó y nombró por Patrona de esta villa a Nuestra Señora del Rosario, con voto perpetuo de hacer una fiesta solemne a la Señora cada año el domingo después a el que se celebra la Visitación de la misma Señora; así consta del acuerdo de esta villa del martes 29 de enero de 1585”. Ello ratificaría que la antigua imagen rosariana habría sido la primera de las tres Patronas que han sido nombradas por el pueblo de Utrera a lo largo de su historia, antecediendo a las advocaciones de Nuestra Señora de las Veredas y Nuestra Señora de Consolación.
Asimismo, el citado historiador constata que “... En el año de 1609 hubo una gran seca, por lo que sacaron en procesión a Nuestra Señora del Rosario, y antes de acabarse, llovió con tal abundancia que se fecundó la tierra y se cogió una cosecha abundantísima”.
En los albores del siglo XIX aún la Virgen del Rosario era una de las grandes devociones del pueblo utrerano. Lo prueba el que saliera en procesión general de rogativas el 17 de septiembre de 1800 para proteger a la villa de la gran epidemia de fiebre amarilla que se había extendido por Andalucía.
Desde que los dominicos abandonaron el convento a causa de la desamortización, la imagen parecía abocada a una irrefrenable decadencia, que se acentuaría aún más a finales del siglo XIX, cuando se produjo el derribo de su capilla, que motivó la extinción definitiva de su hermandad y el traslado de la imagen a la parroquia de Santiago el Mayor, donde ocupó una capilla en la que, anteriormente, se veneró un lienzo de la Virgen de la Antigua.
Y aquí permaneció un tanto olvidada hasta que en 1997 la Hermandad de Los Gitanos la incluyó entre sus titulares, con el fin de fomentar la devoción a esta antigua imagen -la primera Patrona con que contó Utrera- que se encontraba prácticamente extinguida. Desde entonces, además de celebrar anualmente sus cultos, ha figurado varias veces en la procesión eucarística -popularmente conocida como “Corpus Chico”- de la parroquia de Santiago. En el año 2005, el escultor utrerano Sebastián Marinez Zayas, procedió a su restauración, eliminando los muchos repintes que presentaba -fruto de varias desafortunadas restauraciones llevadas a cabo en el siglo XX- y rescatando una antigua policromía del siglo XVIII.
En el actual escudo de la Hermandad figura, anudado al ancla, un rosario, en homenaje a la Virgen del Rosario, y en reconocimiento a su también titular el Beato Ceferino, que murió mártir con un rosario entre las manos.
La Hermandad de Los Gitanos de Utrera, inmersa en la conmemoración de su 60 Aniversario fundacional, aboga para que durante este mes de octubre  se fomente entre sus hermanos y hermanas, y en toda la comunidad de fieles, el rezo del Santo Rosario, hermosa devoción cristiana que debe ser conservada y favorecida.
Redacción: Hermandad

No hay comentarios:

Publicar un comentario