Traductor

Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese Google-Translate-Spanish to Italian
Bienvenidos a Cofrades de Arahal, blog dedicado a la información cofrade de Arahal y sus pueblos colindantes. Si te ha gustado la información compártela para ayudarnos a difundirla. El equipo

jueves, 17 de marzo de 2011

Cuestiones Cuaresmales

Cofrades de Arahal. Algunos no se han enterado todavía. Algo está cambiando a pasos muy seguros y contundentes en la Archidiócesis, ordenando ese Domus Dei global en el que muchos campaban a sus anchas, sin atender a recomendaciones, consejos, directrices o normas, creyéndose islas independientes en el maremágnun, con prerrogativas y dispensas frutos de pensamientos y creencias marcadas por la laxitud y por la autocomplacencia. Un ejemplo: Como cristianos, supuestamente deberíamos plegarnos a las prácticas tradicionales del periodo cuaresmal: ayuno, limosna y oración. Díganme, ¿Quién los cumple?. La respuesta es clave.
Parecen cuestiones de Iglesia antigua, preceptos infantiles, desdeñables, superados en la sociedad del nuevo milenio. En Sevilla, este recorrido que debería ser fundamentalmente de conversión, de vuelta y mirada a Dios desde los más íntimos recovecos de nuestras almas, en la mayoría de las ocasiones sólo es un periodo de prolegómenos, de anuncio de esplendor de la Semana Santa, un tiempo preparatorio de una de las más bellas representaciones de la Pasión de Cristo en las calles, un exordio que adelanta la maravilla externa de las hermandades: su patrimonio imaginero, su riqueza de enseres, su puesta en escena... Y muchos se quedan en ello. Incluso algunas cofradías, se ven más interesadas en el apartado estético de preparar una estación de penitencia que asombre al público que a mostrar la poca o mucha vida interna que desarrollen, que en llamar a la participación en la formación, el apostolado, la caridad entre sus propios miembros o que en volcarse en sus obligatorias obras de acción social.
No es despreciable de ninguna forma la vía del esplendor de los pasos en la calle para acercar a Cristo y a su Madre al pueblo, porque seguramente, sólo por una oración que saliera sinceramente del corazón de quien contempla un paso, ya valdría la pena. Pero la Cuaresma y la Semana Santa no son sólo eso.
Artículo: Aurora Flores. ABC

No hay comentarios:

Publicar un comentario