miércoles, 29 de marzo de 2017

Historia de la Banda de la Guardia Civil del Cuartel sevillano de Eritaña

Castilla Calle Fer. Esta publicación se la dedico a una familia muy querida por mi ;y en especial a Pedro Chincoa Bermúdez  y a su Padre Juan Chincoa .Un abrazo a todos y que el Señor de la Salud os bendiga.
Se puede decir sin duda alguna, que la banda de la Guardia Civil del cuartel sevillano de Eritaña, son los padres del estilo que hoy día conocemos como de “agrupación musical”, el cual, durante mucho tiempo también fue conocido como el estilo de la “Guardia Civil”, en contraposición con el denominado estilo de la “Policía Armada”, encarnado en las bandas de cornetas y tambores. La banda de Eritaña fue la precursora del estilo más sevillano que se conoce de acompañamiento musical para nuestras cofradías. Gracias al esfuerzo y el tesón de sus componentes, la música de Eritaña se convirtió en el referente musical sevillano por antonomasia.
Esta banda surge en la década de los años cuarenta, denominándose como la Banda del Tercio Móvil de la Guardia Civil, la dirección estaba bajo el mando del Subteniente D. José Martín, su figura siempre se recordará por el carácter serio y disciplinado que inculcaba en la banda durante los desfiles procesionales en los que tocaban. Inicialmente la banda tocaba con el estilo de cornetas y tambores de procedencia malagueña. No será hasta la reforma del final de los años cincuenta, cuando la banda comienza a interpretar sus marchas en el estilo de agrupación musical. Será en este momento cuando la banda comienza a ser denominada Agrupación Musical de la 2ª Unidad Móvil de la Guardia Civil, aunque siempre será recordada como la Banda de la Guardia Civil de Eritaña, que era el nombre del cuartel donde estaba establecida.

El Subteniente Martin fue el responsable del cambio de estilo experimentado por la banda a finales de los años cincuenta, como referíamos anteriormente. A los tradicionales instrumentos de las bandas militares de la época (cornetas y tambores) incorporó; trompetas, saxofones, trombones, platillos e incluso durante una época incorpora gaitas, como consecuencia de la influencia de un mando oriundo de Galicia. Con el aporte de estos nuevos instrumentos logran alcanzar una mayor sonoridad en las composiciones, dando lugar al nacimiento de un estilo con mayor combinación musical y multiplicación rítmica, creando así una excelente conexión con el andar de muchos pasos de Cristo de la Semana Santa sevillana. Entre las principales características musicales de la banda destacamos el ritmo de las marchas que interpretaban, finalizando los compases con tres redobles en vez de con dos redobles como lo hacían las bandas de cornetas y tambores, que predominaban en esa época.
La popularidad que obtuvo ésta nueva banda fue gracias a sus desfiles con el uniforme del cuerpo de la Benemérita por las calles de todos aquellos lugares que visitaban haciendo sonar su música, también era destacado con la disciplina y la formalidad con que los realizaban. La banda estaba compuesta por unos 100 músicos aproximadamente, pero como consecuencia del éxito obtenido por la misma, llegaba a dividirse hasta en tres sub – bandas, para poder satisfacer varios compromisos durante la misma jornada. Cada una de estas bandas estaba compuesta por 30 componentes de media como mínimo, y se disponía de la siguiente manera: 4 trompetas, 3 saxofones, 7 cornetas, 1 trombón, 7 tambores, 2 bombos, platillos y 5 gaitas. La banda estaba establecida en el cuartel de Eritaña, en la avenida de la Borbolla. La banda realizaba sus ensayos en los terrenos que la petrolera CAMPSA tenía en el muelle, cercanos al cuartel de Eritaña, en horario matutino de 9 h a 12 h.
El uniforme que utilizaba la Guardia Civil de Eritaña por aquellos entonces era modelo de color verde con trinchas, cinturón y tricornio en negro; además de todo esto se ornamentaban con trabajo de cordonería en rojo y gualda y guantes de color blanco. El diseño anterior, se alternaba con otro de gran gala que representaba al antiguo uniforme de la Guardia Civil utilizado en la época fundacional de este cuerpo, que se componía de traje azul con bocamangas y cuello en rojo con cinturón y tricornio de gala de color negro y embellecedores de color amarillo. Esta uniformidad era utilizada en ocasiones de gran solemnidad como podían ser los Jueves, los Viernes o los Sábados Santos.
El repertorio de la banda estaba conformado por unas cincuenta marchas de paso lento y ordinario. La gran mayoría de estas marchas eran compuestas por el propio director, D. José Martín que contaba con la ayuda del brigada Durán Palacios. Muchas de las marchas son adaptaciones de cantos litúrgicos. También existen composiciones innominadas pero que se sabe que proceden del Colegio de Guardias Civiles de Valdemoro. En el año 1972 todas estas marchas quedaron recogidas en un disco de vinilo por medio de la discográfica PAX que lanzó al mercado una grabación con sus marchas más emblemáticas. Éste trabajo discográfico fue grabado en el salón de actos de la Universidad Laboral de Sevilla, actual Universidad Pablo de Olavide, y estaba compuesto por las siguientes marchas: Macarena, Marcha lenta por Campanilleros, Estrella, Alma mía, la Santa Espina, Saeta, Compasión, Semana Santa, Esperanza, el Alba, Consolación, Perdona a tu Pueblo, Presentación, la Salve y Cristo de la Buena Muerte. De esta forma quedaron plasmadas en vinilo muchas marchas que en la actualidad son consideras como grandes clásicos y todas las agrupaciones musicales incluyen en sus repertorios. Otras marchas que habitualmente interpretaba la banda de Eritaña eran; Candelaria, Lágrimas, cantemos al amor de los amores, Cristo o la Portuguesa.
Como referíamos anteriormente, había jornadas, en las que incluso la banda llegaba a acompañar a tres hermandades diferentes, por lo que a las de hermandades a las que acompañó, se hace incontable; la Paz, Cena, Hiniesta, San Roque, Estrella, Redención, San Gonzalo, las Aguas, San Benito, Panaderos, Siete Palabras, Exaltación, Cigarreras, Esperanza de Triana, Cachorro, la O, Montserrat, Trinidad…, además de innumerables hermandades de la provincia. Igualmente la banda participaba en otros eventos y actividades de la ciudad, como la Cabalgata de Reyes en enero.
Como consecuencia del problema del terrorismo, que azotaba a España a mediados de los años setenta, la 2ª Unidad Móvil de la Guardia Civil establecida en el cuartel de Eritaña fue trasladada a Logroño (La Rioja), por lo que tras la Semana Santa del año 1976, la banda desapareció de Sevilla para siempre. Pero el legado permaneció. A raíz del traslado de la banda de la Guardia Civil de Eritaña, aparecieron en escena otras bandas que fueron contagiadas por este estilo y quisieron convertirse en Agrupaciones Musicales siendo el primer ejemplo el de la Agrupación Musical Santa María Magdalena, de la localidad sevillana de Arahal. Le seguirán numerosas formaciones hasta perpetuar el estilo en la actualidad, bandas como: Estrella de Dos Hermanas, Santo Domingo el Sabio de Alcalá de Guadaira, Sagrada Lanzada, con sus diferentes denominaciones, Santa Marta de la Algaba, Los Gitanos, Virgen de los Reyes, Redención… o San Benito.




Fotos: Archivo Castilla Calle Fer

No hay comentarios:

Publicar un comentario