Traductor

Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese Google-Translate-Spanish to Italian
Bienvenidos a Cofrades de Arahal, blog dedicado a la información cofrade de Arahal y sus pueblos colindantes. Si te ha gustado la información compártela para ayudarnos a difundirla. El equipo

lunes, 20 de marzo de 2017

El Señor de Arahal clama Misericordia y Caridad

Un paseo por Arahal. Cada tarde de Jueves Santo se convierte la plaza del Santo Cristo en un fervor llenos de pasión para ver su salida por las calles de la localidad “Al señor de Arahal”, nombre por el cuál es conocido el Santo Cristo de la Misericordia, donde el compositor local Germán García González le tiene dedicada una marcha procesional con dicho nombre, marcha que es englobada en el trabajo discográfico de la Agrupación Musical Santa María Magdalena grabado en el año 2002.
Entre los cirios de color tiniebla y las túnicas carmesí de cola de los nazarenos se puede admirar la fe que transmiten los numerosos devotos, devotos que también acompañan tras el paso del Santo Cristo alumbrándole en cumplimiento de promesas y peticiones, siendo el número de personas casi igual al número de nazarenos que lleva la hermandad.
Antiguamente se realizaba la estación de penitencia con túnicas moradas hasta que en el año 1992 decidieron en cabildo general procesionar con túnicas de ruán de color carmesí, volviendo así a sus antiguos orígenes.
Antes de su estación de penitencia se reúnen los hermanos para oír el Pregón de los Azotes, realizado por el capellán de la hermandad, pregón breve que trata del momento de la pasión que representa la Imagen Titular donde se celebró hasta el año 1939, cayendo en el olvido, para volverse a realizar a partir de 2001. Además se puede destacar de su estación de penitencia la plástica salida o la bajada por la calle Juan Leonardo, donde se deja entrever en su barrio un cortejo emotivo y de gran sabor antiguo completándolo con la delicadeza de sus costaleros y el exorno floral que cada año lucen en sus pasos.
Cuenta una leyenda que esta imagen iba destinada a otra villa de la comarca y que, al pasar por el lugar de El Arahal, las ruedas tiradas por bueyes quedaron inmovilizadas ante el estupor y la extrañeza tanto del carretero como de los muchos arahalenses que estaban allí presentes. No había forma de echar a andar a estos bueyes, que de forma milagrosa quedaron inmóviles. Este acontecimiento les hace creer que la imagen del Cristo no quería seguir su camino y pretendía quedarse entre ellos. Lo retiran de la carreta y en solemne procesión lo conducen a una ermita que se encontraba en el centro de la villa, donde recibiría la devoción y el culto de un pueblo que siempre ha permanecido fiel a esa imagen. Su fama de milagroso se extendió por toda la comarca y son muchos los peregrinos de otros pueblos que acuden a implorar por sus necesidades.
La imagen del Santo Cristo de la Misericordia fue siempre a lo largo de sus más de cuatrocientos años de existencia el asidero espiritual de la mayoría de los habitantes de Arahal. A Ella acudían ante cualquier calamidad pública (enfermedades, epidemias, problemas de sequías, terremotos, guerras, etc.) para salir procesionalmente en rogativas. Fueron numerosas las ocasiones en las que, tanto por las Autoridades civiles como eclesiásticas, se acudió a la Junta de Gobierno de la Hermandad para hacerle esta petición. Sólo en el siglo XVIII fueron once las ocasiones que procesionó esta imagen con este fin.
Toda la historia de esta Hermandad ha girado en torno a este Hospital, que a lo largo de sus casi quinientos años de existencia, ha servido de refugio para los necesitados, cumpliendo unas veces el papel de hospital, el de asilo de ancianos u otras el de acogida de minusválidos, actualmente se encuentra en rehabilitación siendo ocupada como dependencias para la Hermandad.
El origen de la Hermandad de la Misericordia se remonta al año 1.501, siendo los primeros estatutos concluidos el día 27 de Junio del citado año y su aprobación por el Señor Provisor de la Archidiócesis tuvo lugar el día 4 de Noviembre de 1.534. Demora muy habitual en aquélla época. La cofradía de Caridad y Misericordia, título con el que inició esta Hermandad su largo peregrinar, se fundó en una ermita de reducidas dimensiones (23,40 m de largo x 5 m de ancho) ubicada en el centro de la villa, de la que se conserva su portada, que responde al decadente estilo mudéjar, en torno a una magnífica escultura que representa la figura del Redentor atada a una columna alta, siguiendo un antiguo modelo iconográfico que fue paulatinamente olvidado tras el Concilio de Trento.
La magnífica escultura a la que se le daba culto era una obra del siglo XV, atribuida al autor sevillano Pedro Millán, imagen primitiva que se perdió en los tristes sucesos de 1936, icono de extraordinario valor histórico y artístico, la hermandad encargó en 1937 a Antonio Castillo Lastrucci una reproducción de la carismática imagen (1937). La misma responde a conceptos manieristas y ha mantenido la iconografía del Hijo de Dios atado a una columna con basamento y capitel. La escultura presenta un aspecto muy arcaico y arroba el corazón de los arahalenses que cada viernes del año van a visitarlo a su iglesia.
La otra Imagen Titular de la Cofradía de la Misericordia fue la Virgen de Belén, una imagen de reducidas dimensiones que ocupó un papel secundario en la Hermandad, hasta el punto de ser sustituida en el año 1800 por una nueva Imagen de distinta advocación, la Virgen de los Dolores, adquirida por su camarera Dª Vicenta Sergeant y Mendívil y que al igual que ocurrió con la del Cristo, fue quemada en la misma fecha. Por lo que fue realizada una nueva igualmente en el taller de Lastrucci (1943). En 1991, Antonio J. Dubé de Luque la sometió a una profunda restauración y modelación, lo que la ha dotado de mayor finura y belleza.
El paso del Señor es de estilo neobarroco de madera tallada y dorada realizado por Manuel Gómez en 1877. En las esquinas aparecen faroles de metal plateados fechados en 1880. En los chaflanes de las esquinas porta cuatro ángeles pasionarios del siglo XVIII., restaurados por Francisco García Brenes y Francisco Bazán Franco (Ressur, S.L.) en 1986. Los atributos que portan son: tenaza, flagelo, lanza y sudario. Además sostienen cartelas alusivas a las Sagradas Escrituras. En los respiraderos hay cartelas policromadas.
El palio de Nuestra Señora de los Dolores está diseñado por Dubé de Luque, de estilo neobarroco realizado en metal plateado por Orfebrería Mallol. Destacan los bordados por su diseño procedentes de los antiguos del siglo XVIII que fueron traspasados y ampliados.
Hora de Salida: 19 horas. Entrada: 1:30 horas
Itinerario: Templo, Plaza del Santo Cristo, Misericordia, Plaza de Ntro. Padre Jesús Nazareno, Iglesia, Doña Luisa, Pozo Dulce, Carmona, Marchena, Juan Leonardo, Plaza Vieja, Sevilla, Plaza de San Roque, San Roque, Doctor Gamero, IV Conde de Ureña, Victoria, Corredera, Plaza de la Corredera, Veracruz, Iglesia, Plaza de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Misericordia, Plaza del Santo Cristo y Templo.

Fotos: Manuel García Amador
Fuente: Perfil Facebook Un paseo por Arahal

No hay comentarios:

Publicar un comentario